3D, Action, Adventure, Comic, Doug Liman, Epic, Epochal, Exploitation, Folk, Hollywood, Melodrama, Miguel Vaca, Movie, Romance, Sci-Fi, Serie B, Thriller, Vacacion, War

Edge of Tomorrow

edge_of_tomorrow_ver4_xlg

Edge of Tomorrow es la última cinta de Doug Liman, un director que se ha vuelto promedio en Hollywood con títulos como Mr. and Mrs. Smith y Jumper pero que gratamente recordamos con The Bourne Identity.

El héroe de esta historia es el Mayor William Cage, interpretado por Tom Cruise, y está basado en el personaje de Hiroshi Sakurazaka que creó en la novela Ōru Yū Nīdo Izu Kiru (traducida al inglés como All You Need Is Kill que era como inicialmente se iba a llamar esta producción). El mayor Cage es obligado a despojarse de su puesto como oficial y volverse un soldado raso, catalogado como desertor, para incursionar en una batalla, en una playa al norte de Francia donde se libra una feroz incursión de alienígenas.

Al lado de Cage, la otra protagonista es Rita Vrataski, Emily Blunt, heroína de Verdún. Vrataski armada de un sable y uno de los exoesqueletos que vende el Mayor Cage es ícono de la guerra contra los artrópodos. En la playa reina el caos y el despliegue es una completa carnicería de humanos. El inexperto Mayor trata de seguir su pelotón pero poco a poco la superioridad de los alienígenas es implacable; el Mayor ni siquiera sabe quitarle el seguro a sus armas y cuando lo hace es demasiado, tarde destruye uno de estos bichos que al desangrarse sobre él, sus negros fluidos lo queman y lo derriten como si fuera ácido.

Inexplicablemente, abre los ojos y despierta de un sueño que lo lleva de nuevo con su Sargento Mayor Farrell Bartolome (Bill Paxton) para enlistarse en su pelotón –¿raro que en el uniforme del Sargento aparezca su nombre y no su apellido? Pero más raro aún es que Cage, una figura mediática sobresaliente por los exoesqueletos que le están ganando la partida a los aliens, no sea reconocido por nadie en la base; estos son sólo un par dentro de muchos interrogantes que quedaron sin resolverse en la cinta–. Una y otra vez, Cage vuelve a levantarse en el mismo punto y queda atrapado en un ciclo donde no hay nada que lo haga zafarse, a la maldición que lo condenó el General Brigham cuando lo abdujo y lo arrestó sin mayor justificación, en una –de nuevo enigmática– pulsión llevada por ¿la envidia? ¿El disgusto? ¿La Animadversión?; dicha repetición lo va haciendo más diestro y lo lleva a sortear su destino como si fuera un ratoncito de laboratorio evaluando variables dentro de un gran laberinto.

No es muy difícil relacionar la escena de la playa en la que queda atrapado el Mayor William Cage con el Día D o el día en que los aliados desembarcaron en Normandía para finalmente reducir a los nazis en la Segunda Guerra Mundial; estando tan cerca a su onomástico, 31 de mayo de 1944, seguramente, la producción planeó esta fecha para recrear la trama de su cinta y darle un impulso comercial conmemorativo –eso y Verdún de donde Emily Blunt fue la gran vencedora–; pero más que reminiscencias que ya vimos en Band of Brothers o Saving Private Ryan, Edge of Tomorrow es un enlatado promedio de la si genial Groundhog Day mezclada criminalmente con Starship Troopers para sacar adelante la novela de Sakurazaka. Christopher McQuarrie, el nuevo mejor amigo de Tom Cruise, es el encargado del guión y no logra sacar adelante lo que ya había explotado muy bien en Jack Reacher o Valkyrie, y es esa tensión dramática que escena tras escena va haciendo del héroe un personaje vulnerable e interesante para el espectador. Su entretenido thriller es un producto más dentro de Hollywood y no propone nada interesante de la materia prima escogida. No siempre sumar dos ideas geniales da como resultado algo sinérgico y esta es precisamente un claro ejemplo de ello.

McQuarrie tiene ahora la difícil responsabilidad de retomar el excelente punto en el que Brad Bird dejó la franquicia de Mission: Impossible con Ghost Protocol y desarrollar una salida espectacular con MI5. Esa será su oportunidad de sacudirse de este fiasco y echarle la culpa al cada vez más maltrecho Doug Liman.

Advertisements
Standard
Action, Auteur, Epochal, Exploitation, Hollywood, Joseph Kosinski, Miguel Vaca, Movie, Romance, Sci-Fi, Thriller, Vacacion

Oblivion

oblivion

Oblivion es la historia de Jack y Victoria, un par de operarios en La Tierra del 2077 después de una guerra para repeler una invasión alienígena. Los invasores destruyeron La Luna -una imagen bellísima- pero nosotros ganamos finalmente la guerra. Salimos victoriosos al soltar bombas nucleares no obstante contaminamos todo alrededor y convertimos nuestro hermoso planeta en un profundo desierto. Este par de operarios, interpretados por Tom Cruise y Andrea Riseborough respectivamente, tienen la misión de reparar ‘drones‘, una especie de vigías voladores que protegen y aseguran el trabajo de unos grandes condensadores que extraen la poca agua de los océanos que queda, para limpiarla, salvar los recursos restantes del planeta y después llevarlos a Titán, una luna de Saturno donde el resto de la humanidad los espera. Son estrictamente supervisados por Sally (Melissa Leo), el único contacto con la civilización que les provee agenda, provisiones y directivas.

La rutina de Jack es sencilla. Se levanta en la mañana, revisa el plan del día con Victoria, sale en busca de drones averiados, los revisa y los arregla. Pero Jack además recolecta elementos que le recuerdan esquizoidemente un momento, en un sueño que tiene con una mujer que nunca ha visto. Ha creado un espacio sólo para él, en un oasis lejos de la contaminación, lejos de Victoria y lejos de Sally. Todo colapsa cuando, una noche son despertados por una gran explosión en un sector limítrofe con la radiación. Jack sin dudarlo sale a explorar y ve cómo del cielo caen cápsulas con humanos y entre ellos reconoce a Julia (Olga Kurylenko), la mujer de sus sueños. Esta salida exploratoria fue a espaldas del Tet (apócope de Tetrahedron, estructura blanca donde trabaja Sally) y cuando Jack regresa con Julia, Victoria entra en pánico y no sabe qué hacer más que recibir las órdenes de Jack para sanar las heridas de Julia. Son demasiadas las variables que trae este agente extraño a la estable cápsula que tenían por hogar Jack y Victoria. Celos, traición e incluso intriga se vuelven parte del erosionado estatu quo. Finalmente, Julia le pide a Jack volver a su nave para recuperar la grabación de su vuelo, la única pista en años que tiene Jack para saber exactamente lo sucedido con el planeta, con ella y una lejana esperanza de entenderse a si mismo.

Oblivion es la siguiente peli de Joseph Kosinski después de Tron: Legacy, una mediana producción -de 170 millones de dólares- que tuvo una buena recepción en taquilla -400 millones de dólares alrededor del mundo- y una buena crítica entre los aficionados.

El tema para Kosinski iba a ser complicado porque la peli Tron original había envejecido muy bien y su fanaticada revivió con el lanzamiento de la secuela -que afortunadamente no fue una versión reencauchada como Total Recall, por ejemplo-. Kosinski, con la producción de Steven Lisberger -el director de la original-, logró darle continuidad, interesar a una nueva generación y crear una gran franquicia, que ya tiene serie animada, juegos de video y prepara una nueva secuela de la historia con el mismo Kosinski al frente. Tron le abrió camino al joven realizador en la industria, y como Disney no tenía un contrato de exclusividad como se hace con los directores de renombre, Universal aprovechó el descuido y le soltó una gran apuesta con Tom Cruise, en un proyecto otra vez de ciencia ficción que seguramente va a determinar de aquí en adelante el portafolio del director en el género.

Oblivion es entretenida y plantea una dinámica de ciencia ficción interesante aunque puede llegar a molestar un poco su narración que pierde ritmo al final del segundo acto y de pronto la sensación de reciclaje de muchas otras historias importantes como WALL·E, I Am Legend, Another Earth, 2001, 1984, Blade Runner, The Invasion, Solaris y Moon. Es posible que muchas más pero lo importante es saber si logra sobrellevar su carga de recicladora o si se siente como un lastre que no nos permite concentrarnos en la historia misma de Jack, Victoria y Julia. A mi parecer si logra salir adelante. Kosinski armó una novela gráfica y después la volvió largometraje. Este paso le permitió adquirir una bellísima y original apariencia que logró sortear además con una muy buena fotografía (Claudio Miranda reciente ganador del Oscar por Life of Pi), un buen montaje y una también bellísima partitura original (Anthony Gonzalez, M.8.3, Joseph Trapanese). Siento además que la apariencia de los «scavs» es muy atractiva pero hay demasiada información en los cortos que podrían dañar la experiencia de la peli. Mi verdadero problema con Oblivion es su conclusión un tanto blandengue y rosqueta, independiente del par de vacíos que conllevó la misma forma en que se desencadenaron los eventos finales.

Kosinski logra sacar adelante su segunda pieza y sigue sorprendiendo lo diestro que es en estas grandes producciones. Como ya dijimos, se define como un director de género, que ya tiene asegurado su siguiente proyecto con la secuela de Tron.

Standard
Action, Christopher McQuarrie, Exploitation, Film Noir, Hollywood, Miguel Vaca, Movie, Serie B, Suspense, Thriller, Vacacion

Jack Reacher

jack-reacher

Con la llegada de la temporada de premios hay muchas pelis que se nos han quedado en el tintero. Una claramente es Game Change de Jay Roach siguiendo la campaña de John McCain y Sarah Palin hacia la presidencia. Hay muchas más pero por ahora vamos a hablar de Jack Reacher.

Cuando por primera vez vi los cortos de Jack Reacher sólo pensé que Hollywood estaba otra vez haciendo de las suyas y estaba reeditando parte de la historia de Drive, con un personaje oscuro, esta vez Tom Cruise, que tenía unas habilidades geniales para conducir carros. Lo único atractivo -y realmente mi motivación para ir a ver la cinta- era la aparición fugaz de Werner Herzog como antagónico.

Jack Reacher es una especie de «film noir» escrita y dirigida por Christopher McQuarrie, famoso por escribir la genial The Usual Suspects y otro par para Bryan Singer. En realidad, esta es su segunda pieza como director pero su gran habilidad de escritura y los resultados medianamente positivos que ha obtenido en taquilla con sus producciones lo están postulando para de pronto dirigir la quinta salida de Mission: Impossible, una gran oportunidad para resaltar o hundirse definitivamente.

La gran sorpresa con esta peli es que no se parecía en absoluto al corto-avance que nos mostró Paramount. Cruise, en vez de reinterpretar al conductor establecido por Gosling en el thriller de Nicolas Winding Refn, sigue sus propios pasos y trata más bien de desarrollar una parte más oscura de Ethan Hunt, en la ya nombrada franquicia de Mission: Impossible. Una teoría de conspiración y muchos cabos sueltos nos deja el planteamiento de la historia. Aparecen Rosamund Pike, Richard Jenkins, David Oyelowo, Jai Courtney y, definitivamente lo que paga la boleta, Werner Herzog, un exconvicto ruso que sobrevivió Siberia y el frío inclemente mediante laceraciones auto-infligidas. Su tono de voz, su mirada y su contexto hacen que la peli sobresalga y se haga magnífica -una versión más contemporánea de Keyser Söze-.

Sin embargo y a pesar de Herzog, Jack Reacher es una peli promedio de Tom Cruise haciendo de nuevo como Tom Cruise. El desarrollo del conflicto es apropiado y la mayoría de los personajes son muy carismáticos, sobre todo el tardío Robert Duvall que entra muy bien en escena. Hay tensión, hay un poco de drama y se le aporta a Cruise su intención de ahondar más en un personaje misterioso y sombrío pero su sonrisa de niño bonito y confiado daña cualquier interpretación. Su Jack Reacher está muy lejos de lo que alguna vez logró con su Frank T.J. Mackey en Magnolia o su Vincent en Collateral -para mi lo mejor de su carrera-. Igual la peli es muy entretenida y vale la pena verla.

Standard
Action, Brad Bird, Epic, Exploitation, Hollywood, Melodrama, Miguel Vaca, Movie, Spy Film, Thriller, Vacacion, War

Ghost Protocol

Me tomé casi dos semanas antes de escribir una entrada en el blog. Necesitaba un aire porque la verdad me estaba tomando demasiada cordura venir desarrollándolo al ritmo que lo venía haciendo. En el tintero hay mucha peli y mucha producción que me vi y que todos de alguna forma esperábamos ver. Sin embargo rompo mi ayuno con una pieza que se venía esperando desde hace mucho tiempo y que recién me vi anoche, Mission: Impossible, Ghost Protocol.

Una peli de Brad Bird, producida por Jeffrey Jacob Abrams, bajo la megaproducción del estudio Paramount y aún con su mayor estrella vigente Tom Cruise. Mucho se ha venido diciendo de la cuarta parte de la franquicia, que es la mejor de las cuatro, que Tom Cruise entrega su testimonio a Jeremy Renner, que el paso de Bird de los muñequitos animados a la acción es brillante, Abrams es el nuevo Rey Midas y así muchas habladurías para lo cual hay una sóla respuesta: Hay que ver esta peli.

Por mi lado siento que no es la mejor de la franquicia, sigo pensando que MI3, la anterior, dirigida por el mismo Abrams sigue siendo insuperable a nivel de trama y desarrollo de tensión. Ghost Protocol lleva al límite a IMF, toda su línea de agentes, analistas, espias y contraespias pero cometen errores fundamentales que terminan por atentar en la afición y su propia atención en la historia de la peli.

Lo primero que hay que decir es que el espectador no tiene descanso. Son un poco más de dos horas de profunda tensión y grandes eventos que dejan boquiabiertos y sin aire a los seguidores de la historia. Brian De Palma, en la primera parte se encargó de dar la primera estocada cuando presentó su ícono, Jim Phelps, como un héroe cansado y como su mayor traidor -el mismo Peter Graves actor de la serie de televisión cuando le ofrecieron este papel se negó a traicionar su imaginario-. Seguramente, Josh Appelbaum y André Nemec presionados por Bird y Abrams quisieron lograr tal tipo de impacto en escenas mucho más gráficas, de un contexto más general y así, como vimos en los cortos, la destrucción del Kremlin es aterrador en pantalla. Lo bonito es que trataron de darle continuidad a la historia, y aunque fue muy tímido, Ghost Protocol es la primera de la serie que se aferra a una cosmogonía, las otras parecían grandes paréntesis sin conexión de no ser por el mismo Cruise y por Ving Rhames que lograron armar los tres equipos anteriores de IMF. Aprovecho para desafiar con mi primera gran crítica, a la peli. Mientras Daniel Craig con su versión de Bond complementa el gran imaginario de Ian Fleming, que sin serlo rodea la sofisticación, la elegancia, las mujeres y el humor fino, Cruise venía desarrollando con Ethan Hunt un héroe de acción impresionante donde las cámaras se deleitan con sus acrobacias sin doble; Ghost Protocol es un atentado contra ese trabajo desarrollado, Hunt sigue siendo un gran héroe de acción, pero a la vez quiere ser sofisticado, a la vez es maltratado hasta la crisma y siento que pierde su identidad entre un Bourne Ultimatum multiplicado por un Quantum of Solace.

Es cierto, el toque de Bird en la acción y en la dirección de cámaras de la peli hacen súper entretenida la peli. Su gran aliado es definitivamente Michael Giacchino que nos cautiva e himnotiza con su composición y ambientación musical. Evidentemente Giacchino es una carta impuesta e imprescindible de Abrams por lo que su trabajo domina desde Alias, Lost y Fringe, hasta incluso Star Trek o recientemente Super 8 pero Giacchino tiene también vasta historia con el mismo Bird o Pixar. Desarrolló la música de The Incredibles, Ratatouille y Up, dos de ellas direcciones espectaculares de Bird que tienen el toque genial de Giacchino.

La peli es filmada en iMax, siendo Bird al lado de Christopher Nolan los encargados de liderar la revolución en contra de la moda del 3D en el cine. Aún es muy prematuro afirmar quién tiene la razón o quién va a triunfar en esta dura guerra de taquillas y estudios de producción. Lo que si es cierto es que mientras podamos deberíamos aprovecharlos al máximo. Esta peli la están dando en Bogotá en Plaza de las Américas en el formato original pero el gran aliciente es que dentro de los cortos esta el famoso «sneak peak» de Batman, The Dark Knight Rises -una cita obligada que aún yo no he hecho pero que es obligatorio para todo amante del cine, del iMax y de Nolan-.

Tal vez el lunar más grande es la misma presencia de Tom Cruise como responsable de la parte dramática de la pieza. Aunque no queda claro si Jeremy Renner toma el bastión del equipo de IMF, sería un gran ganancia para la franquicia un relevo y asumir los nuevos retos con este nuevo equipo que se conforma con Paula Patton y el inmenso Simon Pegg. Ya hemos visto el éxito de Renner en pelis de corte independiente de acción o drama con excelentes resultados como The Town o The Hurt Locker.

Standard
Action, Brad Bird, Epic, Exploitation, Hollywood, Martial Arts, Miguel Vaca, Serie B, Suspense, Thriller, Trailer, Vacacion, War

Ghost Protocol

Brad Bird es una de esas personas que uno no puede dejar de admirar por su audacia, creatividad, amor por los retos y sus merecidos éxitos-reconocimientos. Durante muchos años trabajó al lado de Matt Groening, Al Jean y James L. Brooks en Los Simpson o El Crítico como consultor y ejecutivo; John Lasseter de Pixar lo llama para dirigir The Incredibles acepta el reto de inmediato y le encarga de nuevo Ratatouille trayendo consigo dos Oscar de La Academia por mejor película animada con estos dos filmes.

Para mi parecía claro que Bird era desde cualquier punto de vista un director de animación nato pero gracias a otro mosntruo de Hollywood, Jeffrey Jacob Abrams, ahora se involucra en un género digamos que no diferente pero si en una técnica completamente opuesta. Ghost Protocol es la cuarta salida de la franquicia de Mission: Impossible (MI4) en la que Tom Cruise se encargó de revivir el éxito de la pantalla chica. El gran rumor que trajo esta peli es que Cruise abandona la serie -imagino para seguir como productor solamente- y le cede el testimonio a Jeremy Renner, una decisión difícil para Cruise y una responsabilidad gigantesca para Bird.

Pero, ¿quién dijo miedo para J.J. Abrams o Brad Bird? vean el corto que acaban de lanzar y díganme si no promete ser un excelente thriller para este diciembre.

Tom Cruise (Ethan Hunt)
Ving Rhames (Luther Stickell)
Jeremy Renner (Brandt)
Simon Pegg (Benji Dunn)
Paula Patton (Jane Carter)
Josh Holloway (Trevor Hanaway)
Tom Wilkinson (Funcionario IMF)
Michael Nyqvist (Kurt Hendricks)

Standard
Bennett Miller, Emo, Exploitation, Folk, Hollywood, Indie, Melodrama, Miguel Vaca, Trailer, Vacacion

Moneyball

Bennett Miller es un director joven, muy reconocido por su Capote de Philip Seymour Hoffman y para mi un gran director independiente que logra en su ópera prima el prestigio de un director de muy alta categoría. No había escuchado mucho de él hasta que empezó a resonar Moneyball. Una peli protagonizada por Brad Pitt y Jonah Hill en lo que, para mí, parece ser otra versión de Jerry Maguire de Cameron Crowe, donde cambiamos fútbol americano por beisbol. Sin embargo la crítica está enloquecida con el filme Roger Ebert dice que es una pieza inteligente, Rotten Tomatoes la certicica como fresca con un 94% de aceptación, The Hollywood News report afirma que enloquece las taquillas y yo quedo boquiabierto e intrigado.

Les dejo el corto a continuación para que me ayuden a decifrar ¿cuál será el encanto de esta peli?¿Será esta la oportunidad de Pitt para por fin llevarse un Oscar?¿En serio Jonah Hill-Brad Pitt no están haciendo una versión de Renée Zellweger-Tom Cruise? No se, ustedes dirán…

Brad Pitt (Billy Beane)
Jonah Hill (Peter Brand)
Philip Seymour Hoffman (Art Howe)
Robin Wright (Sharon)
Chris Pratt (Scott Hatteberg)
Stephen Bishop (David Justice)

Standard
Action, Comedy, Exploitation, Hollywood, James Mangold, Miguel Vaca, Movie, Romance, Thriller, Vacacion

Knight and Day

Si les pareció inaudito que hiciera reseña de A Nightmare On Elm Street, imagino que pensarán como ignominioso haber siquiera visto esta Knight and Day. No fue tan grave la verdad. Como siempre preparado para lo peor, me entretuve y casi que pasé un buen rato; la vi anunciada en MovieCity y el morbo no me permitió excusarme.

En pocas palabras es una comedia romántica que tiene como protagonistas a Cameron Diaz que actúa como una ciudadana de a pie y a Tom Cruise un agente encubierto de La Agencia que se topa con Diaz para que le ayude en su misión volviendo la pieza también un thriller de acción. No muy diferente a Killers con Katherine Heigl y Ashton Kutcher, la diferencia es que Cruise se ha hecho su nombre por ser un ícono de acción donde el mismo hace sus dobles mientras Kutcher… Bueno Kutcher es un bobazo que se repite siempre en ese papel eterno de Michael Kelso en That 70’s Show (por estos días en Spin están pasando las primeras temporadas de la serie y son súper recomendadas para que le echen un ojo) tratando siempre de ser un chico chévere y encantador. Claramente, estas dos pelis son el resultado de una guerra comercial adentro de Hollywood, no sólo por el tema (así tengan sus variaciones entre ellas) sino además porque ambas fueron lanzadas como bombazos de taquilla en el mismo mes de junio de 2010.

La pelea a mi parecer la ganó James Mangold, director de Knight and Day, que logró mayor resonancia y que a la postre después de la abdicación de Darren Aronofsky en el proyecto de The Wolverine fue el que quedó opcionado para estar a su cargo.

Standard