Smashed


smashed

Esta semana me topé con dos proyectos que me conmovieron por la belleza dentro de la esencia de su crudeza. El primero, -se los dejo de tarea- el trabajo fotográfico de Angelo Merendino retratando a su esposa y Smashed el largometraje escrito y dirigido por James Ponsoldt, en el final de su ópera prima.

Ponsoldt nos cuenta la historia de Kate y Charlie, interpretados por Mary Elizabeth Winstead y Aaron Paul respectivamente; un matrimonio joven que sobrevive en una casa de clase media estadounidense, con trabajos estándares y sin mayores aspiraciones. Él es escritor y desarrolla sus tareas en casa, ella es profesora de primero elemental, viaja del trabajo a la casa en carro y así pasan los días para ambos; al parecer todo es simple y podría tratarse de una historia de amor sencilla, al mejor estilo de Mike Leigh, hasta que Kate se da cuenta que es alcohólica. Gran debacle en el sentido que se da cuenta que en paralelo a sus vidas promedio, su historia de amor siempre está rodeada de unos tragos de licor o un par de cervezas.

Kate es invitada a asistir a unas reuniones para compartir su historia y corrobora su patología. Empieza su proceso de desintoxicación y se da cuenta que está sola. No hay madre, no hay esposo, no hay familia.

Ponsoldt maneja muy bien la situación, desarrollando un drama crudo y me encanta que no cae en trucos lastimeros. Kate valientemente reconoce sus errores en su vida personal, en su trabajo y se hace responsable de las consecuencias para madurar en este proceso de sanación. En el camino Ponsoldt nos deja varias enseñanzas valiosas (A) No por decir la verdad se obtiene perdón inmediato o seguro; el hecho de que uno cometa un error y lo reconozca no borra también el hecho que ha herido y abusado de las personas alrededor (B) Otro punto importante es que las epifanías y catarsis llegan individualmente y no se sobrellevan en equipo; habrá personas que se harán cercanas y que estarán dispuestas a ayudar pero también hay que tener olfato para poder aceptar que otras supuestamente mucho más afines, son el lastre que nos hunde en este tipo de enfermedades (C) Si hay sentimientos encontrados e involucrados no se podrá ayudar a salvar, ni tampoco la ayuda podrá ser recibida (D) Finalmente, me gusta pensar que a pesar de todo la cinta es optimista y, dejando un final abierto, siempre una persona dispuesta a cambiar tendrá una segunda oportunidad.

Smashed saca a la luz la mejor actuación que le hayamos visto a Mary Elizabeth Winstead, a quien reconocemos mejor en las franquicias de Final Destination, Die Hard o también como Ramona Flowers protagonizando Scott Pilgrim. El desarrollo de su personaje le valió varias nominaciones importantes entre ellas mejor actriz en los Spirit. Aaron Paul hace una pequeña variación de su papel como Pinkman en Breaking Bad y es perfecto para la pieza pero realmente por lo mismo no es algo en lo que esté innovando o nos sorprenda. Ponsoldt logró lanzar la cinta en circuitos indies bien importantes como Toronto, Irlanda y Edimburgo pero su logro más importante seguramente fue el gran premio del jurado en Sundance como mejor producción independiente.

Súper recomendada.

  1. No comments yet.
  1. 26/12/2013 at 16:00

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: