Archive

Archive for September, 2012

Brighton Rock

Brighton Rock es una de las novelas más reconocidas del británico Graham Greene. La primera cinta que se hizo de ella fue en 1947 protagonizada por Richard Attenborough con el mismo Greene haciendo el guión. En Cinemax están rotando la versión de 2010 con un reparto impresionante encabezado por Helen Mirren, John Hurt, Sean Harris, Andrea Riseborough y Sam Riley esta vez interpretando a Pinkie un joven delincuente que se alza en Brighton para convertirse en jefe de una banda de mafiosos.

El joven escritor y director británico Rowan Joffe (guionista de The American) nos trae un drama de época que es apenas entretenido. Un «film noir» envolviendo un ciego y retorcido amor, con un buen final y una apología a un dulcesito que se vuelve la firma asesina de este sociópata. Greene es reconocido por esta su gran obra por entremezclar el mundo de la mafia con las creencias cristianas apostólicas romanas y aunque el autor negó estos nexos es indudable que el elemento religioso está presente y es protagonista.

Advertisements

Four Lions

25/09/2012 2 comments

Cuando dejo grabada una peli en Cinemax, aparte de disfrutar la pieza que dejé grabada me encanta ver los cortos de lo que se viene. Si uno ve La piel que habito le anuncian Tuan yuan, ganadora de mejor guión en la Berlinale, que a su vez anuncia la mexicana Somos lo que hay que a su vez anuncia la brasilera Trabalhar Cansa británica Four Lions y así uno puede irse poniendo al día en lo que se refiere a cine independiente y festivales.

Cuando vi por primera vez los cortos de Four Lions pensé que iba a ser una cinta que abordaba el terrorismo desde una perspectiva muy dramática o desde el sentimentalismo ordinario. Pero al final del corto decía comedia. Me intrigó. La busqué. La grabé. Me sorprendió.

Four Lions dirigida por Christopher Morris es todo lo contrario a lo que hemos visto sobre terrorismo en cine. Es una historia políticamente incorrecta, aguda, de un humor negro impresionante y que hipnotiza con cada línea de diálogo que nos va dando su equipo de escritura (Jesse Armstrong, Sam Bain, Simon Blackwell y el mismo Morris). La sátira trata sobre una célula terrorista de cuatro pakistaníes establecida en Londres que aspiran a ser mujadines demostrando su honor en una inmolación. La historia se centra en Omar (Riz Ahmed) que lidera la célula como la mente más crítica frente al ocidentalismo infiel y el imperialismo. Omar se prepara con Waj (Kayvan Novak) para recibir órdenes del comando central en un campo de entrenamiento en el desierto pakistaní pero todo sale mal y deben salir huyendo a improvisar por si mismos un plan de ataque terrorista. Por su parte, Barry (Nigel Lindsay) y Faisal (Adeel Akhtar) esperan noticias de Omar pero Barry está muy resentido porque quedó aislado del plan de entrenamiento y emprende el reclutamiento de Hassan (Arsher Ali) para atacar una mezquita.

Mediante el absurdo dos críticas importantes se hacen evidentes. La primera es que el fanatismo y fundamentalismo va transformando a las personas en ignorantes. Digamos que los cuatro pintorescos terroristas parecen adolescentes inmaduros pero la aparición de Hassan en medio de un auditorio con una arenga incendiaria en contra del prejuicio racista es un discurso inteligente con por lo menos algo de elaboración -y que a la postre le valió su cupo en la célula-; el desarrollo del personaje de Hassan es impecable porque a medida que se va comprometiendo con la causa yihadista de «Los Cuatro Leones» sus errores aumentan y su audacia desaparece.

La otra gran crítica que aparece en la historia es que las causas que ennoblecen a los suicidas se van disolviendo en sus propios cuestionamientos. La continuación de un ataque terrorista ad portas de realizarse es una gran de cadena de manipulaciones que justifican sus actos no de la forma más congruente o acertada. La historia de Omar y su familia es muy loca, transforman la realidad de su núcleo familiar gracias a la firme creencia de sus actos que llenan de orgullo a todos sus integrantes. En momentos de duda siempre aparece alguien supuestamente más cuerdo o más calmo que los convence de continuar “sonriendo” hasta encontrar el paraíso.

Siento de Morris que fue muy arriesgado al hacer esta peli porque de alguna forma está ridiculizando a los fundamentalistas sin atacar directamente una etnia o algo por el estilo. No se queda sólo con la historia de los árabes su crítica podría llegar a cuestionar autogolpes o teorías de conspiración más grandes en los Estados Unidos después de los eventos del 11 de Septiembre. Con una comedia negra muy inteligentemente critica el terrorismo y su falta de razón. Morris es conocido por sus apariciones en The IT Crowd con esa agresividad y virulencia que expone su cara pero es mucho más reconocido por sus artículos denunciando el racismo en el Reino Unido. Con Four Lions debuta como escritor-director y logra ser reconocido en los BAFTA’s así como grandes nominaciones en Sundance, Chicago, los British y el mismo gremio de escritores británico.

La cinta la recomiendo mucho y la están rotando ahora mismo en Cinemax.

The Five-Year Engagement

Dos fueron los motivos para ver The Five-Year Engagement; el primero que me encanta Emily Blunt, no es que me haya visto todas sus pelis pero si hay oportunidad y así sea The Wolfman trato de no perderme ninguna de ellas; el segundo es que su escritor es Jason Segel un comediante interesante, que le apunta a perspectivas menos convencionales en sus historias y así sea un cliché romanticón como The Muppets logra hacerlo pasar a uno un buen rato. Un excelente rato.

Comedia romántica, Emily Blunt, Jason Segel… Bueno, reconozco que si hubo un tercer motivo podríamos llamarlo «el desplan» y es que sabía que era una comedia producida por Judd Apatow que aunque sé que había caído en un valle horrible de proyectos asociado a Seth Rogen también sabía que habían sido producidas por él Bridesmaids y Girls -les debo la reseña de esta excelentísima comedia independiente que rotan por HBO-, ambas muy inteligentes y sinceras sin rayar en absoluto en lo mamerto o intelectualoide.

La peli es dirigida por Nicholas Stoller quien completa la asociación. Stoller, Apatow y Segel han trabajado en varios proyectos, se conocen y saben trabajar juntos lo cual hace que la historia sea sólida y bien estructurada. Para mi gusto es un poco larga con sus 124 minutos, soy de los que como John Cleese opinan que las comedias deberían durar el estándar de 90 minutos. Esto no es sólo un capricho, el ritmo de la peli se cae al final del segundo acto que seguramente se hubira podido solucionar con un mejor montaje prescindiendo de arcos que no enriqucen demasiado y si terminan siendo bucles poco graciosos. Su alargamiento es inoficioso, que no vengan con el cuento que es una metáfora del significado del título porque es una aseveración traída de los cabellos.

La historia es sobre dos enamorados que no podrían estar más sintonizados en sus vidas de San Francisco -la bella y anhelada San Francisco [suspiro], ya sabrán cómo me puse con la peli ;)-. Tom (Segel) es un reconocido chef que quiere montar su propio bar de almejas, tiene el trabajo soñado y se ha comprometido con Violet (Blunt), una psicóloga que busca un posdoctorado para trabajar localmente en La Bahía. Violet frustrada por la ausencia de noticias de Berkeley decide a ojos cerrados una posición en Michigan y Tom la apoya incondicionalmente. El trabajo académico, investigativo y científico es complicado en Estados Unidos, aunque hay muchas oportunidades cuando aparecen generalmente implican mudanzas a destinos absurdos, de esta forma el apoyo de Tom no sólo implica renunciar a su trabajo actual sino además la incertidumbre de siquiera conseguir algo en otro lado. Aunque hay suficiente tensión para el momento, Rhys Iphans entra a la relación a desestabilizarla aún más.

Los personajes estereotipados hacen su aparición, creo más por arte de la magia de Apatow que de la creatividad de Segel pero igual no son molestos, aportan color y contraste a la trama. Al final uno sufre un poco con la historia pero al fanático de comedias románticas seguro le encantará.

Resident Evil: Retribution

19/09/2012 1 comment

El fin de semana pasado me fui a ver Resident Evil: Retribution, más como un pasatiempo mientras esperaba la función de The Dark Knight Rises en IMAX que por motivación propia. Agradezco de la peli, dirigida por Paul W.S. Anderson, que haya hecho un resumen de la franquicia al principio de la cinta porque no soy fanático de la historia y no me he visto completas sus antecesoras -me sucedió en pasadas ocasiones que no entendía mucho la trama ni su mitología-. El uso del «efecto bala» en retrospectiva para unir el final de la cuarta parte, Resident Evil: Afterlife, con esta estuvo realmente bien pero el prólogo de Mila Jovovich desentona completamente con la propuesta inicial. El efecto de las pantallas es insulso y sin sentido. Además como el parlamento es tan largo le quita el impacto con el que empezó, se pierde la atención del espectador y se vuelve sumamente aburrido. Un mejor recurso, menos pantalla sobre la Jovovich y una narración omniciente, fuera de cámara, de todos los capítulos hubiera funcionado muchísimo mejor.

Paul W.S. Anderson creció dentro de Hollywood con esta franquicia e igual sus otros proyectos también se generaron en el género de explotación. Se ha mantenido porque sus cintas han logrado satisfacer tanto a los estudios y las taquillas, como a la historia y sus fanáticos pero sus piezas son repetitivas y faltas de imaginación. Por su parte, Mila Jovovich fue reconocida en el cine por The Fifth Element pero ya tiene en su haber más de una treintena de proyectos que aunque no despliegan demasiados retos de actuación si le dan un bagaje importante y logra sobresalir dentro del reparto de Resident Evil: Retribution. Protagoniza la serie como Alice, una ama de casa relativamente normal que vive en la suburbia y que trabaja para una empresa llamada The Umbrella Corporation pero después de su supervivencia, la infección, mutación y adquisición de poderes vuelve a quedar atrapada en un fuego cruzado entre La Corporación y los sobrevivientes. En esta parte de la historia no pasa nada especial, se extiende el arco narrativo para incluir a Michelle Rodriguez como gran objetivo de la peli pero en general es absurdamente inoficiosa.

Es ensordecedora, mal actuada, inverosímil y lo peor muy aburrida. Lo único rescatable es que mientras me disponía a hacer la entrada encontré los afiches de la producción y aunque sufren de falta de cohesión gráfica son bastante buenos entre ellos solos.

Trabalhar Cansa

Marco Dutra y Juliana Rojas nos traen una peli extraña, oscura, independiente, de género que raya en el gore y el suspenso pero a su vez costumbrista y apesadumbrada. Siento que no logré entenderla del todo porque al final quedé con un regusto de que no pasó mucho y que la historia no tenía mucho desarrollo.

Helena (Helena Arbergaria) es una ama de casa que decide emprender un negocio de barrio para mejorar sus entradas y ocupar su tiempo en algo productivo por fuera del hogar. Otávio (Marat Descartes), su esposo, acaba de perder su trabajo de diez años y hace que las decisiones sean más críticas y difíciles de tomar. Los préstamos son arriesgados porque no hay ningún soporte y pueden quedar literalmente en la calle.

Por un lado, parece que la compra y abastecimiento del mercado tiene demasiadas pruebas por superar, como los robos en el inventario, los mantenimientos del local, la rotación de material perecedero, etc. Si a eso se suma el desempleo del marido, los servicios públicos, la manutención de su hija que incluye a Paula (Naloana Lima) como niñera y empleada de la casa pues el miedo por el fracaso del mercado es grande.

Como crítica del sistema es una pieza valiosa, como cinta de terror es nula, como peli de horror tiene o dos confrontaciones con el espectador pero no se generan mayores situaciones de miedo y tensión. Se hace lenta, plana y con una narrativa demasiado sencilla.

Serbuan maut

14/09/2012 2 comments

Serbuan maut (The Raid: Redemption) es dirigida por el galés Gareth Evans. Este particular director puede ser considerado como realizador de cine de autor por dos razones; una obvia, es escritor de sus cuatro pelis todas en idiomas orientales (indonesio o japonés) y la otra es que radicado en Indonesia ha expuesto en sus historias un personaje característico, el Pencak Silat siendo el exponente más febril de esta arte marcial. El Pencak Silat es originaria de los indígenas nativos de Indonesia; es un arte compuesto de filosofía, acción y defensa personal. El componente de Java, «Pencak», define las características del desempeño como arte, mientras el componente de Sumatra, «Silat» define su esencia en el combate y defensa personal.

Gracias a esta particularidad los filmes de Evans se han vuelto muy populares y la atención le ha significado reconocimientos especiales. The Raid fue estrenada en el TIFF de 2011 y se ganó el Midnight Madness Award, que es el premio del público. Esta misma cinta concursó este año en Sundance y aunque no ganó en ninguna categoría de nuevo causó un gran revuelo en el público asistente y la crítica por su exótica, cruda y gráfica narración que bien podría rayar en el gore.

Aunque disfruté la cinta por la exquisita muestra de katas de puños y patadas, la ingeniosa fotografía con un color enrarecido y unas tomas impactantes, no deja de parecerme una cinta simplista y sin sentido. No hay desarrollo de personajes y el juego de acción se da por sentado en una trama plana donde un escuadrón de policía hace una incursión a un edificio donde se esconde Tama (Ray Sahetapy), un gran capo del narcotráfico indonesio. Los policías son grande en número y la misión parece sencilla pero piso a piso se dan cuenta que los arrendadores son fieles al capo y están fuertemente armados con todo tipo de municiones pesadas. Uno a uno van siendo eliminados y llegar hasta Tama se convierte en una feroz hazaña. Los bajos en cada pulsación de los gatillos y la luz estroboscópica reflejada en la cara de los pistoleros proveen satisfacción y adrenalina que a su vez es multiplicada por los geniales combates a mano limpia.

Esto justifica el impacto de la cinta en el público y la buena factura, su recepción en la crítica pero eso no salva ni a Evans ni a The Raid en que la pieza sea una vacía representación de un contexto llano. Redención es el resultado de librar a alguien de una mala situación. El acto de redimir al hermano no es completo o mejor no es claro y parece más un eslogan con un propósito publicista que un lema o complemento de la historia -se me ocurrió traducir el nombre original y el resultado fue invasión letal-. Entonces sin profundidad, sin desarrollo de personajes, sin una trama consistente y unos diálogos elaborados The Raid está más a la altura de The Expendables sin los clichés y el multimillonario reparto.

La cinta es entretenida y si la llegan a traer a salas, yo me la repito…

African Cats

13/09/2012 1 comment

Efectivamente me vi este documental. Pero no lo hice en salas hace un año sino en TV, hace poco en HBO Family 😉

Alastair Fothergill y Keith Scholey son un par de productores de documentales naturalistas que nos traen una historia de dos madres felinas en Africa, más exactamente en las reservas naturales del Parque Natural de Kenia. Una de las historias es sobre Layla, una leona entrada en años que cuida de su cachorrita Mara y la otra es sobre Sita, una guepardo al cuidado de cinco gaticos.

Soy aficionado a las crónicas de carnívoros de National Geographic y aunque a primera instancia son un par de historias muy tipo Disney (el estudio distribuidor es Disney Nature), están cargadas de buen drama. Las estaba viendo de desparche (la rotan muy en la noche) y me cautivó la producción tan grande de cámaras, grúas y tomas que ofrecía. En serio parecía estar viendo El Rey León. Los animales parecen posando en maravillosos paneos, las tomas aéreas de los leones le aportaban una majestuosidad impresionante y a pesar que hubiera podido ser aún más fuerte, no lo recomiendo a cualquiera que tenga gatos en casa, los momentos de tensión y drama podrían afectarlos considerablemente.

Yo siempre me pongo de parte de los carnívoros y por eso disfruté de la pieza sin embargo lo más bonito fueron los intentos de invasión del reino del norte comandados por Kali y sus cuatro hijos. La presentación y la solemnidad de estos felinos repito parecen sacados de un argumental.

%d bloggers like this: