Melancholia


Melancholia nos llegó un poquito tarde a salas de cine pero agradecemos el hecho que por lo menos la trajeron. Lars Von Trier es uno de esos directores que causan conmoción con cada filme que saca a la luz pública y por ejemplo Antichrist calificada como misogina no fue traída comercialmente.

Von Trier concursó en Cannes codo a codo con Terrence Malick, él con Melancholia y Malick con The Tree of Life. Lo interesante es que ambos proyectos contemplaban cuestiones existencialistas y apocalípticas desde dos puntos muy diferentes. Von Trier con una visión más naturalista y científica, Malick abogando por el creacionismo. The Tree of Life fue una cinta que disfruté con todo mi ser, por la factura, la partitura, la fotografía, la escogencia de reparto, mi primer encuentro con Jessica Chastain y la perfecta interpretación de Brad Pitt como un padre del medio oeste norteamericano; pero siendo completamente honestos no tiene nada que hacer con Melancholia.

Melancholia es la alabanza a la inevitabilidad. Somos, un sistema frágil de ínfima importancia en el orden universal. Nuestras acciones en la vastedad del vacío infinito suenan como las patas de una mosca que se está relamiendo frente a un alimento en descomposición. No importa si nos destruímos o lanzamos una bomba atómica y nos aniquilamos. No importa si somos buenas personas y evitamos el colapso personal, un meteoro que nos apunta nos destruirá sin remedio. La cinta tiene un prólogo-epílogo que define su filosofía. Esperamos durante toda la cinta entender a qué se refiere el director y buscamos dentro de todos los eventos dramáticos una leve esperanza que nunca llega. Una boda en la campiña parece no enterarse de los apocalípticos eventos que se avecinan y la única consciente emocionalmente es la novia, que actúa de manera errática e incluso deprimida. Como siempre con Von Trier el eje de esta cinta son los diálogos y las formas de pensamiento pero esta vez se involucra en una producción llena de efectos especiales y dentro de cine de género, algo completamente opuesto a su forma de hacer cine. La fotografía es impecable y la partitura es majestuosa, una ambientación musical implacable. Sobresalen del reparto Kirsten Dunst como la melancólica novia, su hermana interpretada por Charlotte Gainsbourg que repite con el director después de Antichrist, Alexander Skarsgård el novio y Stellan Skarsgård como el jefe de la novia. El resto de actores intervienen en el paisaje de Von Trier como pequeñas pinceladas de sus relaciones interpersonales.

Al final, Cannes se congració con Malick en una acción reprochante ante el boquisuelto de Von Trier. El danés trata siempre de generar controversia a manera de publicidad e incluso como una necesidad de su ego para llamar la atención. Esa vez habló de más en la conferencia de prensa ad portas a su premier, haciendo apologías a Hitler y comentarios demás, que no tenían necesidad de hacerse en ese momento. Al final fue tomado como de muy mal gusto y después en competencia no pudo zafarse de ellos.

Cannes es su instancia favorita para lanzar todas sus pelis -hasta ese año Von Trier era considerado el consentido, un chico malo pero también una figura estelar-. En esta ocasión el Festival finalmente lo vetó y lo nombró «persona non grata». Un hecho que le importó cinco e incluso como vemos en el afiche de promoción internacional usa como un logro más. Lástima porque la cinta hubiera ganado palma de oro, Von Trier mejor director y se reocnfirmaría a Kirsten Dunst como la mejor del festival.

  1. onemandarino
    26/06/2012 at 20:49

    Sigo pasando regularmente por acá, siempre encontrando cosas nuevas.

    Von Trier. Punto. Todo lo que puedo decir es que el tipo sabe incomodarlo a uno, sea que se cague en sus supuestos dogmas o los siga al pie de la letra. Creo que es cuestión de que arriesga y descubre formas inesperadas de contar y que las historias que elige contar llevan una carga emocional brutal que no lo deja a uno tranquilo. Cada peli queda rondando un mes o dos. Eso es definitivamente buen cine, en mi humilde opinión. Saludos de nuevo señor.

    • 27/06/2012 at 08:27

      Para mi todo el tema de su censura en el Festival fue una gran estupidez. Han logrado alimentar la necesidad de atención de este man y cuando dice algo por fuera de sus estándares, se escandalizan. Un director en un festival debería poder decir lo que sea incluso las barbaridades que alcanzó a decir Von Trier. Lamento de todas formas darle tanto énfasis porque al final termino haciendo lo mismo. Dándole crédito a lo más superficial de su obra.

      Muchas gracias por seguir pasando por aca.

    • 27/06/2012 at 08:35

      Trato de no perderme y seguir escribiendo. Tengo tres pendientes muy recomendadas. A Dangerous Method de Cronenberg, en cartelera. The Conspirator de Redford, muy elocuente a nuestros tiempos, también rebuscándola la encuentra en cartelera y Jeff, Who Lives at Home en Cuevana.

      En esta cinta, Von Trier no sólo estuvo tranquilo haciéndonos incomodar. Metió todo su empeño en desarrollar una pieza de una factura como ninguna otra suya. La fotografía y la música me parecieron increíbles. Fue muy sorpresivo ver todos los efectos de cámara y efectos especiales que nunca están presentes en una peli de Von Trier y sin embargo encontrarlos igual tan naturales aquí. Una gran pieza.

  2. 27/06/2013 at 04:52

    Hay un par de cosas que me parecen importantes. Una es la idea de que las mujeres son, en las peliculas de Von Trier, las que llevan la verdad a pesar de todo. Los hombres son puestos como cobardes miedosos que prefieren el suicidio antes que ver el final. Otra cosa es que no estoy de acuerdo con la idea de Terrence Malick; me parece un director bastante pretencioso y con ideas que encajarian a la perfeccion con el Tea Party gringo; no me parece un existencialista sino mas bien un dogmático que hasta pone a Brad Pitt con un corte de pelo con mucha intención conservadora.

    • 27/06/2013 at 12:00

      Primera vez en el blog?
      Le ofrecemos nuestra bienvenida y agradecimiento por compartir sus comentarios.

      El punto de las mujeres es excelente. Son definitivamente su pilar dramático.
      Aunque no puedo estar de acuerdo con la siguiente aseveración de los hombres porque es muy tajante y no en todos los casos aplica, si tiene algo de razón y de nuevo es muy interesante el punto de vista.

      A Malick se le nombró en esta entrada por sus inquietudes existencialistas del Tree of Life, que en contravía con las del danés, su respuesta es creacionista. Pero el portafolio de Malick si está cargado de mucha reflexión -o por lo menos de lo que he alcanzado a observar-; tengo pendientes un par importantes y podríamos jugar a debatirlo en la posterioridad cuando las termine.

      De nuevo muchas gracias por sus comentarios.

  1. 26/06/2012 at 15:44
  2. 03/12/2012 at 20:14
  3. 07/03/2014 at 11:14

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: