Archive

Archive for July, 2011

The Guard

31/07/2011 2 comments

Para los que conocen y les gusta el trabajo del irlandés Brendan Gleeson, ¿cuántas veces no se han preguntado cuándo protagonizara su propio largometraje? Gleeson ha trabajado con Mel Gibson en Braveheart, con Neil Jordan en The Butcher Boy, con Danny Boyle en 28 Days Later… Martin Scorsese en Gangs of New York incluso en cine comercial de Hollywood con John Woo y Mission: Impossible II, con Wolfgang Petersen en Troy, con M. Night Shyamalan en The Village o con Robert Zemeckis en Beowulf; pero nunca un protagónico.

John Michael McDonagh es un director británico joven de ascendencia irlandesa y es el encargado de darle su primera oportunidad. De pronto no con toda la intensidad que quisiéramos siendo una comedia The Guard pero algo es algo. De pronto estamos de buenas y la traen, ya saben, el cine independiente británico gusta en nuestras salas comerciales o en los diferentes festivales que últimamente nos acompañan.

Brendan Gleeson (Sargento Gerry Boyle)
Don Cheadle (Agente Wendell Everett)
Mark Strong (Clive Cornell)
Fionnula Flanagan (Eileen Boyle)

Advertisements

Big River Man

John Maringouin ganó mejor cinematografía en Sundance hace un par de años con Big River Man y estuvo también nominado al gran premio de jurado en la categoría mejor documental. Llega a mi gracias a mis amigos biólogos que estuvieron esta semana promoviéndolo. Aún, no ha salido en ningún canal oficialmente pero si uno se pone juicioso puede verlo completamente en YouTube.

Les dejo el corto y el enlace en YouTube para que la vean y hagamos juntos la revisión la próxima semana:
http://youtu.be/789BVem3IvM

Martin Strel (como él mismo)

The Tree

El árbol de la Vida no era el único concursando en Cannes este año, tampoco Charlotte Gainsbourg participó sólamente con Melancholia. Este año, Cannes estuvo bastante ocupado y nos trajo muchas ilusiones fílmicas y aunque esta peli es un poco emocional para mi gusto no me quejaría si la viera.

Julie Bertuccelli es una veterana del cine independiente francés (trabajó con Kieslowski en Bleu y Bialy) y nos trae el final de su ópera prima: The Tree.

Una familia vive en la campiña australiana y pierde el fundamento de su constitución y nos hace varias preguntas trascendentales como ¿si una persona muere vive en nuestro recuerdo? ¿Vive en lo que eran sus pertenencias? ¿Es posible que la muerte nos acerque más a nuestros seres queridos?

Charlotte Gainsbourg (Dawn O’Neil)
Morgana Davies (Simone O’Neil)
Marton Csokas (George Elrick)
Christian Byers (Tim O’Neil)
Tom Russell (Lou O’Neil)
Gabriel Gotting (Charlie O’Neil)
Aden Young (Peter O’Neil)
Penne Hackforth-Jones (Sra. Johnson)

Another Earth

30/07/2011 2 comments

Mike Cahill es homónimo pero no es el director de King of California.
Trabaja en equipo de escritura y dirección con Brit Marling quien en esta peli es su actriz principal. Traigo a colación esta peli porque también se rumorea que llegue a nuestras salas en septiembre. No es pretenciosa, es más bien una historia sencilla y muy emocional pero se ve bien bonita. Viene de ganar dos premios en Sundance, los dejo con el corto.

Brit Marling (Rhoda Williams)
Matthew-Lee Erlbach (Alex)
DJ Flava (el mismo)
William Mapother (John Burroughs)
Meggan Lennon (Maya Burroughs)

Wilfred

29/07/2011 4 comments

Hace más de un mes empecé a ver Wilfred, voy en el capítulo número cinco y no he podido parar. Es una comedia de puro humor negro, mordaz, crudo, racista, sexista y cualquier «ismo» que genere perturbación pero con un giro realmente audaz donde pareciera que todo es una broma de mal gusto. Sin embargo, ¿es una broma de mal gusto? ¿Hasta está llegando Zuckerman esta vez? David Zuckerman es el creador de esta serie pero en su portafolio también le conocemos capítulos de King of the Hill, es creador y escritor de Family Guy o su filial más cercana American Dad!.

Si a usted le gusta una de estas series, de seguro entenderá Wilfred al primer golpe de voz, si usted no le gusta ninguna de estas series, no hay que perder tiempo, esta definitivamente no va a ser su serie. Imaginen que Elijah Wood es un abogado inconforme hasta los tuétanos con su carrera profesional, está al borde del suicidio y lo único que lo aferra a este mundo es un perro. No podría definirlo como callejero, no es fino, definitivamente no tiene papeles y debió haber sido rescatado de un albergue comunitario. Maltratado, abandonado y sin un objetivo claro en la vida, Wilfred es lo más cercano a una lección de vida para el personaje de Wood.

Ahora bien hasta ahora podría ser una serie de bajo presupuesto y de superación personal protagonizado por Meredith Baxter-Birney o Michael Gross. Lo que hace en serio espeluznantemente divertida esta serie es que no sabemos si la depresión de este abogado es tan profunda o las drogas lo han llevado a la psicosis pero Wood raciona con Wilfred como si fuera una persona de verdad y este le responde con un tosco, rudo y acentuado inglés y no estoy hablando de un perro como Brian de Family Guy, no, un verdadero pesado. Un personaje tan hilarante como asocial, tan bárbaro como encantador, tan único que me tiene ansiosamente atento todos los viernes cada vez que sale un capítulo nuevo.

No creo que se gane nada. Es comedia física y de humor negro. Los gringos son muy buenos haciendo este tipo de piezas pero no son muy abiertos a vanaglorearlas o darles el debido reconocimiento. Para la muestra, Married With Children es un botón.

Robin Hood

No me había visto esta peli porque me parecía que con el Robin Hood: Prince of Thieves de Kevin Reynolds ya tenía suficiente de la historia y de las versiones (hago un paréntesis para acotar que por lo mismo detesto la versión de Los Tres Mosqueteros de Paul W.S. Anderson donde se impregna de acción barata tipo Resident Evil, una historia de fantasía que me encantó en el colegio cuando me leí la novela). A Robin Hood tampoco le ayudó la crítica que decían que era un Gladiator pero en Sherwood.

Pues ni lo uno ni lo otro. Aún el mejor Robin Hood sigue siendo para mi Robin of Sherwood, una serie de TV que pasaban en los 80’s, donde había un aura de misticismo con druidas y una leyenda llena de fantasía. La versión de Reynolds con Kevin Costner aunque yo ya estaba crecidito, tuvo acción y me entretuvo pero igual me pareció rosa y un poco Hollywood aprovechándose de su éxito con Dances with Wolves, entonces la interpretación era patética, ni siquiera había acento y fue el más californiano de los “Robins” que he visto en alguna serie, para ese chiste mejor el de Mel Brooks con su Robin Hood: Men in Tights. Por el otro lado, aunque esta peli fue dirigida por Ridley Scott y fue protagonizado por Russell Crowe lejos está de parecerse a su primera experiencia. La crítica fue muy simplista y asumió que por ser de época iba a ser la misma historia. En serio no creo que la hayan visto en absoluto.

Lo bonito de estas pelis de Scott refiriéndose a algún evento en el pasado es que acepta el proyecto para mostrar una versión no contada antes. Roma como metrópoli espectacular en la antigüedad en Gladiator, el poderío de los árabes en las Guerras Fránicas de Kingdom of Heaven, una selva indomable más infierno que un paraíso en el nuevo mundo de 1492: Conquest of Paradise o incluso, más recientemente, la historia de un mafioso negro en American Gangster. Con tantas versiones de Robin Hood, ¿qué podría contar que no hubiera sido ya dicho en el centenar de versiones que hay desde 1912 (según IMDb)? Lo bonito de esta peli es que la historia, si es bien diferente a la que conocemos.

Ricardo Corazón de León era un rey de Inglaterra en la época de las terceras Cruzadas que volvía de Tierra Santa, apresado por el duque de Austria y completamente en la ruina después de pagar su rescate, emprende su regreso atravesando y saqueando Francia. Unos dicen que en un evento casual, otros dicen que en una batalla, el caso es que recibe una flecha en el cuello y en las precariedades del campo de batalla, muere. Robin Longstride era un arquero de este ejercito que fue retenido por cargos de desobediencia y aprovecha la muerte del rey para huir de su reclusión. Sir Robert Loxley es el encargado de volver a Inglaterra para que se corone al sucesor del rey pero es muerto en el camino. Robin aprovecha la oportunidad, toma por suyo el honor de Losxley, recupera la corona y la devuelve a Londres. Siente un llamado de su moral y quiere devolver el favor a Loxley devolviendo su espada a su familia, que vive en el comisariato de Nottingham, allí conoce a la esposa Lady Marion Loxley, al padre Sir Walter Loxley y por conveniencia adopta el apellido para que no les quiten las tierras en la muerte del señor feudal. En ires y venires que la peli cuenta mejor, Robin se vuelve un forajido y se refugia en los bosques cercanos a Nottingham, los bosques de Sherwood.

Así de una forma bien elaborada conocemos a Robin Longstride, a Robin de Loxley, a Robin de Sherwood y, finalmente, a Robin Hood. Sin tanta acción más bien con movimientos políticos, un poco de melodrama pero muy aterrizado y fantasía al mínimo encontramos el origen de la leyenda. No tuvo mayor relevancia, a no ser por sus siete nominaciones en eventos quinceañeros pero creo que fueron demasiado duros con la pieza o yo soy muy blando con Scott.

Gummo

27/07/2011 2 comments

Pocas veces uno se encuentra en un cine o un canal de TV una peli tan provocadora, retorcida y morbosa como Gummo de Harmony Korine. Por lo mismo hay que aprovechar cualquier oportunidad y Cinemax acostumbra a rotar todo tipo de cine independiente, los martes, miércoles y domingos a altas horas de la noche, para lo cual aconsejo estar muy atentos.

Harmony Korine es conocido como el escritor de Kids y después por el revuelo alcanzado por esa peli logró sacar adelante su primer y único largometraje también escrito por él, Gummo. No creo que su material deba ser interpretado o categorizado dentro del subgénero del Camp aunque tiene varias similitudes. Si me lo permiten, y abusando de su confianza, así como el «trash metal», las piezas de Korine deberían estar catalogadas en un subgénero llamado «trash cinema». Un tipo de cine donde la estética del ruído, el ritmo de la repetición y el tema grotesco de la cultura de los «nuca-rojas» está presente en todo sentido. Como les decía, después de Gummo no vuelve a dirigir largos y se dedica a los cortos y video clips.

En la universidad tenía yo una cámara y un editor de Super VHS, formé una productora llamada Violenoia Producciones con la que empecé a grabar ciertos eventos, ciertos documentales, además de registrar mis fiestas, mis conversaciones y mi vida privada, en general. Gracias a eso y al pénsum de ese entonces, fuí monitor, productor y algunas veces co-dirigí proyectos audiovisuales, sin ser demasiado pretencioso, les doy mi palabra, con mucha de la estética y temática usada en las piezas de Korine. Al final, lo estaba tomando como un pasatiempo y cuando tuve un trabajo remunerado obviamente lo abandoné por completo pero el hecho de reconocer no sólo Kids o Gummo sino el resto de videos del realizador tan cercano me hace entrar en una melancolía chistosa.

Gummo es un docudrama surrealista y lleno de metáforas. Me imagino que muy controvertido por el trato a los animales pero astutamente desarrollado con muñecos que simulaban perfectamente los cadáveres de estas criaturas. Narra la vida casi de manera coral de una población de Ohio (medio oeste de Estados Unidos) desmotivada, apaleada por un tornado y envueltos en una anarquía sin límites a la vista. Una generación perdida entre sociópatas y desequilibrados mentalmente. Desesperanzador y asqueante la pieza emana una belleza retorcida difícil de explicar. La mayoría del reparto son actores reales tan sólo aparecen reconocidos Linda Manz, Jacob Reynolds, Chloë Sevigny que además hace el diseño de vestuario. Muy muy recomendada.

%d bloggers like this: