The Big C


Pocas series que hablen de mujeres me sorprenden y llegó a un punto que ni siquiera me gustan, les tomé cierta animadversión. No es porque sea misógino o machista, por el contrario me siento fuerte en mi posición crítica sobre la fatalidad del feminismo extremo y es en eso lo que terminan estas series que hablan de mujeres: Traumas, continuos enfrentamientos con el sexo opuesto, encontrando un hombro sobre el cual llorar, su mejor amigo homosexual o al final muy simples todas, detestables como Jake Gyllenhaal en Love and Other Drugs o Justin Long en Going the Distance.

En fin, The Big C me llamó la atención porque me cae muy bien Laura Linney, me cae bien desde Mystic River y aunque ha tenido sus picos y valles me parece una excelente actriz. Entonces una serie con ella me parece bastante interesante, y se acaba de ganar otro Globo de Oro por esta actuación así es que qué mejor que empezar una buena serie de HBO con excelentes expectativas.

La serie es de una mujer de mediana edad que descubre que tiene «The Big C», cáncer, y no sólo eso, es bastante avanzado, Fase 4, así que usando un mal término ha sido desahuciada, no cree que sobreviva un verano adicional y tampoco quiere usar quimio porque es una batalla en balde. Por lo tanto, decide no contarle a nadie y vivir la vida que siempre quiso, actuando con libertad al lado de sus seres queridos.

Justo allí es cuando siento que es diferente a todas las series que he visto y que detesto y sin embargo es agradable, entretenida, llena de gracia, conmovedora y porqué no, si va en contra de todo el feminismo fundamentado es también contestaria. Pero a su vez es la versión más honesta de feminismo que podemos encontrar en pantalla, una mujer peleando por ser libre, por ser feliz, por tomar decisiones alocadas, sus decisiones propias sin importar lo que digan, las consecuencias y sin embargo siendo muy centrada.

La actuación es impecable y el reparto logra acomodarse a esta sensación confortadora. Los personajes se van desarrollando en un natural descubrimiento de sus perfiles. Repito no se parece en nada a Ally McBeal o Reba o Cybill.

La están pasando todos los domingos a las 9PM por HBO y es sencillamente exquisita.

Nota personal: Ahora que escribo «exquisita» una de las genialidades de Darlene Hunt, creadora de la serie, es el juego de palabras con «The Big C». Primero nos cuentan de esta hermosa mujer de mediana edad, que tiene problemas en su matrimonio y bueno uno dice «The Big C» es para el tamaño de su copa, una mujer deseable que quiere volver al juego; luego nos cuentan del cáncer, «The Big C», y la cosa se pone sombría pero no tanto, no es una serie lastimera, es una serie como la presentación misma alegre, juguetona, alentadora, reconfortante: «The Big C» es entonces para «cheerful»; no se cuánto lo puedan mantener igual, cáncer de Fase 4 es pesado y seguramente la cosa se va a poner desgarradora en algún momento.

  1. 07/02/2011 at 16:58

    Amé esta entrada y quiero añadir que la canción y la presentación de la serie son también muy bonitas y acordes con lo que es la historia
    Gracias❤

    • 08/02/2011 at 09:52

      🙂
      Me divierte mucho ver esta serie, sin embargo que se va a poner muy triste porque la empatía con Linney es muy basta y pues querámoslo o no, la loca está enferma.

  1. 19/05/2011 at 10:09

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: