As Good as It Gets


Si para Up in the Air la mejor forma de hacer una entrada era al calor de un bourbon, creo que para hacer esta entrada de James L. Brooks la mejor opción es tocineta, por lo que me he zampado una hamburguesa con queso y tocineta y mantengo su sabor sólo para acordarme de la escencia de esta peli que no es otra que una peli de un profundo humor y un carismático reparto de actores.

La primera vez que la vi, fue en 1997 en una sala de cine y disfruté mucho de Jack Nicholson y Helen Hunt, la segunda vez que la vi debió ser en HBO o algo por el estilo y disfruté mucho de la historia, de la dirección y de Greg Kinnear que me parece hizo un papel monumental en la pieza. Hoy día, debe ser la tercera o cuarta vez que me veo la peli y disfruté mucho de la historia, del humor, del perro y de nuevo de Nicholson.

Me atreví a verla porque quería morbosamente tener la perspectiva de Nueva York y, curiosamente, en esta peli, que es de neoyorkinos para neoyorkinos, Nueva York no es protagonista. Es mucho más protagonista Baltimore con sus cangrejos y su puerto de veleros. Eso debe decirnos algo muy importante y para mi que es que la peli se trata de dejarnos sorprender, de mirar más allá de la rutina, más allá de las convenciones, es una peli de relaciones humanas, y no de lo buenos que debemos ser sino de lo honestos que debemos conservarnos pues de esa forma entenderíamos los errores del de al lado y compensaríamos los propios.

La música es bien chévere, y estuvo a cargo de Hans Zimmer que no estuvo nominado para esta ocasión. Es protagonista de la sofisticación del personaje de Nicholson y a su vez parte de su vulnerabilidad, de su sensibilidad más expuesta. Al igual que la música, las cámaras son escenciales y cumplen su labor con la reiteración del esquema, es decir, la repetición constante en la peli de planos americanos que se acercan de un momento a otro al personaje, sea Helen Hunt, Greg Kinnear o el mismo perro cochino ese connotan los momentos claves donde la humanidad florece y donde se nos pueden escapar una o dos lágrimas.

La peli fue un batazo de cuadrangular, sus veintitrés premios y veinticinco nominaciones lo confirman, y aunque tan sólo recibió dos innegables Oscar ese año, muy bien hubiera podido ser mejor director, peli y actor de reparto.

Tal vez lo único que me molesta mucho es la simpleza de su gráfica expuesta en un afiche y una secuencia de créditos bastante ordinaria. Un lunar que no es muy perceptible y que al final puede obviarse después de pasar un rato divertido viendo esta magnífica peli.

  1. No comments yet.
  1. 04/12/2011 at 10:58

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: