Archive

Archive for July, 2009

The Boondock Saints

Recibí un pedido de pelis el fin de semana pasado y me llegó esta joyita de Troy Duffy, The Boondock Saints. Bastante divertida casi que de género comic y con aceptables actuaciones de Willem Dafoe y de Billy Connolly.
Estuve leyendo y esta peli pertenece a la ópera prima de Duffy quien se fue a probar suerte a Los Angeles después de abandonar la escuela. Su pasión y su herencia literaria (su padre dictaba literatura en una reconocida universidad) lo llevaron a escribir y lanzarse a dirigir esta peli, con bajo presupuesto y de corte serie B.
A la peli en realidad no le fue bien en taquilla, es más, su éxito lo obtuvo mucho después cuando Blockbuster lo anunció como una de las pelis que más se estaban alquilando, de ahí en adelante los ojos se volcaron sobre la obra y adquirió una gran fanaticada. Alcanzan a decir que por lo mismo se volvió una peli de culto pero no es para tanto. Es una historia sencilla con dos hermanos mellizos de raíces católicas e irlandesas ubicados en Boston que se enfrascan en un fuego cruzado entre la mafia rusa y la italiana después del día de San Patricio. Como lo decía anteriormente, más que buenas actuaciones hay unas caricaturas destacadas de la policía bostoniana, los capos rusos, los capos italianos y la población americo-irlandesa.
Un detalle que si me pareció bastante creativo, es que el director incluyó en las escenas finales pasajes de un documental hecho por un amigo de él donde se le preguntaba a la gente por Los Santos, tengo pensado que es un acto de ficción complementando los apartes de la reportera que actúa como narradora de la peli. La narración de ciertas escenas donde se involucra la descripción de los hechos acontecidos con escenas de reconstrucción de los hechos como recuerdos es un detalle encantador y que ayuda a que la peli no sea plana y el espectador esté pendiente de la trama.
Se avecina la segunda parte, con el nombre de otra fiesta católica pero que más que llamativo parece aducir a cumplir la regla que segundas partes no son buenas.
The Boondock Saints
Recibí un pedido de pelis el fin de semana pasado y me llegó esta joyita de Troy Duffy, The Boondock Saints. Bastante divertida casi que de género comic y con aceptables actuaciones de Willem Dafoe y de Billy Connolly.
Estuve leyendo y esta peli pertenece a la ópera prima de Duffy quien se fue a probar suerte a Los Angeles después de abandonar la escuela. Su pasión y su herencia literaria (su padre dictaba literatura en una reconocida universidad) lo llevaron a escribir y lanzarse a dirigir esta peli, con bajo presupuesto y de corte serie B.
A la peli en realidad no le fue bien en taquilla, es más, su éxito lo obtuvo mucho después cuando Blockbuster lo anunció como una de las pelis que más se estaban alquilando, de ahí en adelante los ojos se volcaron sobre la obra y adquirió una gran fanaticada. Alcanzan a decir que por lo mismo se volvió una peli de culto pero no es para tanto. Es una historia sencilla con dos hermanos mellizos de raíces católicas e irlandesas ubicados en Boston que se enfrascan en un fuego cruzado entre la mafia rusa y la italiana después del día de San Patricio. Como lo decía anteriormente, más que buenas actuaciones hay unas caricaturas destacadas de la policía bostoniana, los capos rusos, los capos italianos y la población americo-irlandesa.
Un detalle que si me pareció bastante creativo, es que el director incluyó en las escenas finales pasajes de un documental hecho por un amigo de él donde se le preguntaba a la gente por Los Santos, tengo pensado que es un acto de ficción complementando los apartes de la reportera que actúa como narradora de la peli. La narración de ciertas escenas donde se involucra la descripción de los hechos acontecidos con escenas de reconstrucción de los hechos como recuerdos es un detalle encantador y que ayuda a que la peli no sea plana y el espectador esté pendiente de la trama.
Se avecina la segunda parte, con el nombre de otra fiesta católica pero que más que llamativo parece aducir a cumplir la regla que segundas partes no son buenas.
Advertisements

Death Proof

29/07/2009 4 comments

Death Proof

Death Proof es una peli que nunca llegó a las carteleras colombianas; al igual que Kill Bill fue un osado experimento de Quentin Tarantino (esta vez de la mano de su mellizo malévolo Robert Rodríguez) retando las distribuidoras con una obra en dos partes de casi tres horas de duración.
Con un exótico tono cincuentón, exaltado en cada de detalle cinematográfico, Tarantino hace viajar al espectador a una época donde las mujeres eran voluptuosas, los carros monstruosos, la música muy ligera y las escenas de sexo abundaban por doquier. Una época muy característica en Estados Unidos por ser muy popular el autocinema y las pelis que pasaban allí serie B y gore.
Death Proof no es gore, es un ejemplo clásico de ultraviolencia, bailes exóticos, mujeres hermosas, carreras en polvorientos andares, humor sencillo parafraseando a Kill Bill y mucha mucha falta de un guión estructurado. Aunque para mi gusto le hizo falta mostrar la exaltación del género con abundancia de senos y mujeres semidesnudas, me parece una excelente variación donde la mujer toma revancha del género  y encarna el ser dominante que al final define su destino.
En serio, qué bonito homenaje a Russ Meyer y su Faster, Pussycat! Kill! Kill! o Supervixens ejemplos de este fabuloso género. El experimento es bien ambientado en estética, en la textura del celuloide carcomido y deteriorado, en esa musiquilla de quinta categoría con fuertes raíces mexico-francesas y las destacadas actuaciones de Kurt Russell, Rosario Dawson, Vanessa Ferlito (una perfecta pussycat), Rose McGowan y Zoë Bell quien con su carisma y su profesionalismo como doble de acción real le aporta un gran tono de veracidad a las escenas de carretera. Lastimosamente, Kurt Russell no despertó el ocaso de su carrera como lo hizo en su entonces Samuel L. Jackson o John Travolta pero estoy seguro que se divirtió tanto o más que el mismo Tarantino dirigiendo su obra.
Una de vaqueros? Al parecer es el rumor que corre sobre los nuevos proyectos de este divertido personaje que le sigue apuntando al ser independiente en Hollywood con megarresultados de taquilla. Ojalá sea una crítica al segrario John Wayne y toda su camada de vaqueros racistas.
Death Proof es una peli que nunca llegó a las carteleras colombianas; al igual que Kill Bill fue un osado experimento de Quentin Tarantino (esta vez de la mano de su mellizo malévolo Robert Rodríguez) retando las distribuidoras con una obra en dos partes de casi tres horas de duración.

Con un exótico tono cincuentón, exaltado en cada de detalle cinematográfico, Tarantino hace viajar al espectador a una época donde las mujeres eran voluptuosas, los carros monstruosos, la música muy ligera y las escenas de sexo abundaban por doquier. Una época muy característica en Estados Unidos por ser muy popular el autocinema y las pelis que pasaban allí serie B y gore.

Death Proof no es gore, es un ejemplo clásico de ultraviolencia, bailes exóticos, mujeres hermosas, carreras en polvorientos andares, humor sencillo parafraseando a Kill Bill y mucha mucha falta de un guión estructurado. Aunque para mi gusto le hizo falta mostrar la exaltación del género con abundancia de senos y mujeres semidesnudas, me parece una excelente variación donde la mujer toma revancha del género  y encarna el ser dominante que al final define su destino.

En serio, qué bonito homenaje a Russ Meyer y su Faster, Pussycat! Kill! Kill! o Supervixens ejemplos de este fabuloso género. El experimento es bien ambientado en estética, en la textura del celuloide carcomido y deteriorado, en esa musiquilla de quinta categoría con fuertes raíces mexico-francesas y las destacadas actuaciones de Kurt Russell, Rosario Dawson, Vanessa Ferlito (una perfecta pussycat), Rose McGowan y Zoë Bell quien con su carisma y su profesionalismo como doble de acción real le aporta un gran tono de veracidad a las escenas de carretera. Lastimosamente, Kurt Russell no despertó el ocaso de su carrera como lo hizo en su entonces Samuel L. Jackson o John Travolta pero estoy seguro que se divirtió tanto o más que el mismo Tarantino dirigiendo su obra.

Una de vaqueros? Al parecer es el rumor que corre sobre los nuevos proyectos de este divertido personaje que le sigue apuntando al ser independiente en Hollywood con megarresultados de taquilla. Ojalá sea una crítica al segrario John Wayne y toda su camada de vaqueros racistas.

Bottle Rocket

29/07/2009 5 comments

Bottle Rocket

Recientemente logré adquirir toda la colección, hasta el momento, dirigida por Wes Anderson. Me faltaban The Life Aquatic with Steve Zissou y Bottle Rocket, su ópera prima. Esta última, deja entrever mucho de lo que uno como espectador y fanático vería después, pero sinceramente esperaba mucho más.
Es divertida, es una bocanada de aire fresco, es impresionante la forma de escribir que tienen en pareja Owen Wilson y Wes Anderson, es delicada la forma de pensar sus cámaras y es verdaderamente entretenido entrever el lenguaje que se haría tiempo después la firma de este director.
Ahora bien, parece que estuviera jugando una trivia con nosotros, sus espectadores, sus fanáticos: Quién es mi actor fetiche? Con quién se relacionan indefectiblemente los personajes vulnerables? Cuántos personajes vulnerables hay por peli? Qué fuente tipográfica define el universo andersoniano?
No lo tomen a mal, recomiendo totalmente verla, simplemente llegué con demasiadas espectativas y pues prejuzgue completamente la primera obra de este gran director y sobrepasé sus propias calidades. Qué significa eso, John Pantoliano dice una frase muy acorde para este momento en Matrix I cuando Neo jugó el programa de El Salto: “… siempre la primera vez, se besa el piso”.

Recientemente logré adquirir toda la colección, hasta el momento, dirigida por Wes Anderson. Me faltaban The Life Aquatic with Steve Zissou y Bottle Rocket, su ópera prima. Esta última, deja entrever mucho de lo que uno como espectador y fanático vería después, pero sinceramente esperaba mucho más.

Es divertida, es una bocanada de aire fresco, es impresionante la forma de escribir que tienen en pareja Owen Wilson y Wes Anderson, es delicada la forma de pensar sus cámaras y es verdaderamente entretenido entrever el lenguaje que se haría tiempo después la firma de este director.

Ahora bien, parece que estuviera jugando una trivia con nosotros, sus espectadores, sus fanáticos: Quién es su actor fetiche? Con quién se relacionan indefectiblemente los personajes vulnerables? Cuántos personajes de estos  hay por peli? Qué fuente tipográfica define el universo andersoniano?

No lo tomen a mal, recomiendo totalmente verla, simplemente llegué con demasiadas expectativas y pues prejuzgue completamente la primera obra de este gran director y sobrepasé sus propias calidades. Qué significa eso? John Pantoliano dice una frase muy acorde para este momento en Matrix I cuando Neo jugó el programa de El Salto: “… siempre la primera vez, se besa el piso”.

The Wrestler

26/07/2009 6 comments

The Wrestler

The Wrestler es una peli de Darren Aronofsky, un director que por más sencilla que sea la peli no nos deja tranquilos después que encienden las luces del recinto. Me sucedió con Pi, me sucedió con Requiem for a Dream, me sucedió con The Fountain. Esta es una ocación de aquellas en las que la peli no es sencilla y uno sale completamente acabado, es un drama llevado al cien por ciento de su trama, con unos personajes cargados de mucha fuerza muy bien desarrollados y de un realismo brutal.

Las pelis de Aronofsky, generalmente, no son bonitas en fotografía, son pelis crudas y como tales la fotografía menos elaborada hace que todo sea más desgarrador, y en ese orden, todo es sencillamente consistente, el maquillaje, la iluminación, las cámaras, los planos, la utilería, la trama, todo es brutalmente sencillo y conmovedor, un ejemplo es ver a esta nudista interpretada por la bellísima Marisa Tomei y sentirla de día con un maquillaje realmente plano donde se le alcanzan a notar algunas arrugas, donde no hay nada más que su expresión y su historia de madre soltera.

Pero la peli no es sencilla. La peli es una obra muy bien elaborada que es complementada por dos sendas actuaciones que valieron dos nominaciones de La Academia, una larga lista de nominaciones en festivales independientes y un Globo de Oro; Marisa Tomei interpretando una madre soltera, en el ocaso de una carrera de bailarina exótica y por el otro lado el legendario Mickey Rourke haciendo el papel de un luchador de lucha libre que también en su ocaso descubre que se debe retirar y tratar de enmendar algunos errores con la gente que ama.

Finalmente, Mickey Rourke en el papel de su vida, logró varios premios en festivales independientes y su pirmer Globo de Oro, Aronofsky fue nominado en el mismo ámbito y se llevó mejor dirección en los Independent Spirit Awards. Marisa Tomei también ganó en independientes e incluso Bruce Springsteen quien también ganó un Globo de Oro por la canción “The Wrestler“; valga la pena acotar que así como en todas las pelis de Aronofsky hay una dedicación muy exhaustiva en la música, esta peli no es la excepción y aunque por la misma naturaleza del filme muchas veces abundan silencios vicerales, incómodos, brutales, de vez en cuando aparecen Guns N’ Roses, Quiet Riot, Scorpions, Ratt, Cinderella, Slaughter y Firehouse dándole un picante divertido al resto de la trama.

Aronofsky no defrauda, es una peli enriquecedora en muchos aspectos. Hay que verla con la mayor vulnerabilidad posible y disfrutarla al máximo.

Harry Potter and the Goblet of Fire

The Goblet of Fire

Esta peli es dirigida por Mike Newell gran sorpresa al ver que conozco más de dos pelis en un director de la franquicia (bah! después revisé y también conozco más de dos con Cuarón y con Columbus); Newell no tiene un perfil definitivo pero me deja un leve tufillo a pelis de serie B como comedias románticas en fin un tipo extraño. Me gusta Donnie Brasco con Johnnie Depp,  Al Pacino y Michael Madsen, me gusta Four Weddings and a Funeral con Hugh Grant, Kristin Scott Thomas y Andie MacDowell, no me molesta demasiado Mona Lisa Smile con Julia Roberts, Kirsten Dunst, Julia Stiles, Maggie Gyllenhaal y Ginnifer Goodwin y siento que tiene un gran sentido del humor recapitulando su portafolio para televisión.
La historia en este capítulo, como lo decía anteriormente, se vuelve trágica y siento que Newell la trató con un buen respeto y delicadeza. El gran problema es que los actores son muy jóvenes, neonatos y no toda la actuación puede sobrecaer sobre los hombros de las estrellas; en este caso Timothy Spall, Jason Isaac, Robbie Coltrane, Michael Gambon, Maggie Smith, Alan Rickman, Brendan Gleeson, Miranda Richardson, Gary Oldman y Ralph Fiennes. Siento entonces que hace falta mucha fuerza a nivel de forma pero que Newell hizo un gran esfuerzo y que Daniel Radcliffe, Emma Watson, Rupert Grint y Robert Pattinson como Cedric Diggory pudieron esforzarse al máximo pero les hizo falta mucho tramo para llegar a una posición honrosa.
Lo divertido de la peli es la primera gran aparición de Voldemort encarnado por Ralph Fiennes. Usando un maquillaje sobrio pero definitivamente perverso la historia gana un personaje villano de características épicas.

Esta peli es dirigida por Mike Newell gran sorpresa al ver que conozco más de dos pelis en un director de la franquicia (bah! después revisé y también conozco más de dos con Cuarón y con Columbus); Newell no tiene un perfil definitivo pero me deja un leve tufillo a pelis de serie B y comedias románticas, en fin, un tipo extraño. Me gusta Donnie Brasco con Johnny Depp,  Al Pacino y Michael Madsen, me gusta Four Weddings and a Funeral con Hugh Grant, Kristin Scott Thomas y Andie MacDowell, no me molesta demasiado Mona Lisa Smile con Julia Roberts, Kirsten Dunst, Julia Stiles, Maggie Gyllenhaal y Ginnifer Goodwin y siento que tiene un gran sentido del humor recapitulando su portafolio para televisión.

La historia en este capítulo, como lo decía anteriormente, se vuelve trágica y siento que Newell la trató con un buen respeto y delicadeza. El gran problema es que los actores son muy jóvenes, neonatos y no toda la actuación puede recaer sobre los hombros de las estrellas; en este caso Timothy Spall, Jason Isaac, Robbie Coltrane, Michael Gambon, Maggie Smith, Alan Rickman, Brendan Gleeson, Miranda Richardson (quien ya había trabajado con Newell en Dance With a Stranger), Gary Oldman y Ralph Fiennes. Siento entonces que hace falta mucha fuerza a nivel de forma pero que Newell hizo un gran esfuerzo y que Daniel Radcliffe, Emma Watson, Rupert Grint y Robert Pattinson, como Cedric Diggory, pudieron esforzarse al máximo pero les hizo falta mucho tramo para llegar a una posición honrosa.

Lo divertido de la peli es la primera gran aparición de Voldemort encarnado por Ralph Fiennes. Usando un maquillaje sobrio pero definitivamente perverso; la historia gana un personaje villano de características épicas.

Harry Potter and the Order of the Phoenix

The Order of the Phoenix

Primera peli de David Yates en la franquicia (la segunda es Harry Potter and the Half-Blood Prince). Como ya había comentado antes, es de gran importancia para los seguidores el respaldo actoral que hay para cada una de las pelis, en la quinta edición de la franquicia aparecen Ralph Fiennes, Brendan Gleeson, Gary Oldman, David Thewlis, Jason Isaacs, Imelda Staunton, Emma Thompson y Helena Bonham Carter; reinciden obviamente Daniel Radcliffe, Maggie Smith, Emma Watson, Rupert Grint, Michael Gambon, Alan Rickman y Robbie Coltrane.
No es una muy afortunada peli pero la considero como transición después de un golpe fuerte a nivel narrativo y conceptual como es la muerte de uno de los personajes (Cedric Diggory), así este haya tenido un rol secundario y de poca relevancia; la muerte en las historias para niños debe ser tomada con prudencia y creo que esta peli cumple su objetivo. Pienso que por la misma prudencia con la que fue asumida esta peli a Yates se le pudo haber facilitado la obtención de una segunda oportunidad.
Las escenas que hace Ralph Fiennes encarnando a Voldemort son más que todo espectativa para lo que se avecina. Se crea una satisfactoria tensión entre Harry Potter y Voldemort y ya es superado con creces los alias de “Tu-Sabes-Quíen” o “Aquel-Que-No-Debe-Ser-Nombrado”. Ese halo de misterio ahora se cobra con cuadros, con escenas, con recuerdos y hacen de este personaje algo más que un simple antágonico.
Tal vez mi única crítica deviene de esta última idea, la campaña de espectativa de Voldemort viene desde la cuarta edición de La Franquicia y esperaba mucho más presencia del personaje, tal vez es demasiado prudente pero no es una crítica lo suficientemente ruda como para desvirtuar el resto de los alcances adquiridos.
Primera peli de David Yates en la franquicia (Yates también trabajó en Harry Potter and the Half-Blood Prince). Como ya había comentado antes, es de gran importancia para los seguidores el respaldo actoral que hay para cada una de las pelis, en la quinta edición de la franquicia aparecen Ralph Fiennes, Brendan Gleeson, Gary Oldman, David Thewlis, Jason Isaacs, Imelda Staunton, Emma Thompson y Helena Bonham Carter; reinciden obviamente Daniel Radcliffe, Maggie Smith, Emma Watson, Rupert Grint, Michael Gambon, Alan Rickman y Robbie Coltrane.
No es una muy afortunada peli pero la considero como transición después de un golpe fuerte a nivel narrativo y conceptual como es la muerte de uno de los personajes (Cedric Diggory) en Harry Potter and the Goblet of Fire; en esta también hay presencia de la muerte, con la desaparición de Sirius Black, tío de Harry, muy dura por ser un pariente cercano pero de una forma casi que simbólica; la muerte en las historias para niños debe ser tomada con prudencia y creo que esta peli cumple su objetivo. Pienso que por la misma prudencia con la que fue asumida esta peli a Yates se le pudo haber facilitado la obtención de una segunda oportunidad.
Las escenas que hace Ralph Fiennes encarnando a Voldemort tienen un toque bien divertido porque por primera vez interactúa con Harry, aunque el enfrentamiento es insignificante, la pelea con Dumbledore realmente es entretenido. Se crea una satisfactoria tensión entre Harry Potter y Voldemort y ya es superado con creces los alias de “Tu-Sabes-Quíen” o “Aquel-Que-No-Debe-Ser-Nombrado”. Ese halo de misterio ahora se cobra con cuadros, con escenas, con recuerdos y hacen de este personaje algo más que un simple antágonico.
Tal vez mi única crítica deviene de esta última idea, la campaña de espectativa de Voldemort viene desde la cuarta edición de La Franquicia y esperaba mucho más presencia del personaje, tal vez es demasiado prudente pero no es una crítica lo suficientemente ruda como para desvirtuar el resto de los alcances adquiridos.

Harry Potter and the Half-Blood Prince

The Half-Blood Prince

Debo afirmar que soy fiel seguidor de la franquicia de Harry Potter, unas pelis me han gustado más que otras pero siendo sinceros últimamente estoy asistiendo con algo de fanatismo a verlas.
Desde la tercera edición, Harry Potter and the Prisoner of Azkaban, dirigida por Alfonso Cuarón, la franquicia dejó de ser una serie de historias insulsas para niños para convertirse en una trama un poco más madura con suspensos y ritmos bien manejados. Esta, La Tercera, sigue siendo para mí la mejor peli de toda la serie, las dos siguientes tienen un gran poder argumental dentro de la serie pero no me han logrado convencer del todo, me mantienen atento a la trama pero les hace falta mucha cinematografía, sumado al hecho que los protagonistas, entre ellos Daniel Radcliffe, se han sentido absorbidos, encasillados y desmotivados. Hemos visto como Radcliffe ha intentado tener proyectos paralelos como December Boys donde ha tenido más retos de dramaturgia o proyedctos ligeros de televisión que le pueden haber dado aires de frescura pero al final mantener esos dos universos van a acabar con la poca paciencia del actor.
En teoría, la serie se acaba con la séptima versión del libro, Harry Potter and the Deathly Hallows, que va dividida en dos partes hasta ahora en filmación y ya alcanzamos a deslumbrar en esta sexta peli acciones de desenlace, lo que hace muy llamativa la serie en este momento.
Al director David Yates se le dió una nueva oportunidad en la franquicia, anteriormente había dirigido Harry Potter and the Order of the Phoenix y lo había logrado con cierta normalidad. En esta peli en particular se siente más tranquila la dirección y sus protagonistas adquieren una sobriedad dramática bastante interesante. Ahora, no hay que desmentir, que lo que ganan en fantasía e historia lo potencian en dirección y respaldo actoral. Para nadie es secreto que uno de los grandes encantos de la serie es que en cada uno de sus capítulos un monstruo de la actuación británica aparece y le pone un poquito de condimento a la situación. El listado es absurdamente grande, me limito a nombrar a Jim Broadbent, Helena Bonham Carter, Timothy Spall, DavidThewlis, los recurrentes Alan Rickman, Maggie Smith, Robbie Coltrane y Michael Gambon. No voy a negar tampoco que he acompañado a Emma Watson convertirse en una joven y hermosa mujercita y que me ha cautivado también desde la tercera edición.
Creo que ha sido beneficioso para la historia que Harry Potter sea más dueño de sus actos, con sus aciertos y desaciertos, porque hace más creíble la sustancia del héroe que todos admiran, anteriormente la inteligencia y dedicación de Hermione, el coraje y valor de Cedric, el apoyo sustancial de los gemelos Wesley o incluso el padrinazgo de Black, Lupin, Hagrid, Snape y Dumbledore hicieron de Potter un héroe casual casi artificial y de alguna forma denigro la imagen del poderoso mago que ya casi estaba creyendo.
En esta peli, y espero en la conclusión de la franquicia, Harry Potter es el dueño de la pantalla, estará si acompañado en segundo plano de Hermione, para desgracia de unos, pero se convertirá en el protagonista real de la historia. Cualquier cambio en este sentido irá en retroceso de lo ya alcanzado en estas últimas tres ediciones.
Es muy agradable ver el desarrollo actoral y físico de todo el reparto ver como Draco se ha vuelto grande y amargo, que los mellizos ya son empresarios, que Hermione está más linda que nunca y que el resto del equipo ha sido fiel a la franquicia. No tengo un ejemplo claro de una serie en seis capítulos donde se haya alcanzado que la mayoría de su reparto se haya mantenido invariable durante toda la franquicia, en este caso a excepción de Richard Harris, el antiguo Dumbledore que falleció antes de tiempo, todos han estado constantes, eso agrega un toque de consistencia bastante inusual y atractivo para los espectadores.

Debo afirmar que soy fiel seguidor de la franquicia de Harry Potter, unas pelis me han gustado más que otras pero siendo sinceros últimamente estoy asistiendo con algo de fanatismo a verlas.

Desde la tercera edición, Harry Potter and the Prisoner of Azkaban, dirigida por Alfonso Cuarón, la franquicia dejó de ser una serie de historias insulsas para niños para convertirse en una trama un poco más madura con suspensos y ritmos bien manejados. Esta, La Tercera, sigue siendo para mí la mejor peli de toda la serie, las dos siguientes tienen un gran poder argumental dentro de la serie pero no me han logrado convencer del todo, me mantienen atento a la trama pero les hace falta mucha cinematografía, sumado al hecho que los protagonistas, entre ellos Daniel Radcliffe, se han sentido absorbidos, encasillados y desmotivados. Hemos visto como Radcliffe ha intentado tener proyectos paralelos como December Boys donde ha tenido más retos de dramaturgia o proyedctos ligeros de televisión que le pueden haber dado aires de frescura pero al final mantener esos dos universos van a acabar con la poca paciencia del actor.

En teoría, la serie se acaba con la séptima versión del libro, Harry Potter and the Deathly Hallows, que va dividida en dos partes hasta ahora en filmación y ya alcanzamos a deslumbrar en esta sexta peli acciones de desenlace, lo que hace muy llamativa la serie en este momento.

Al director David Yates se le dió una nueva oportunidad en la franquicia, anteriormente había dirigido Harry Potter and the Order of the Phoenix y lo había logrado con cierta normalidad. En esta peli en particular se siente más tranquila la dirección y sus protagonistas adquieren una sobriedad dramática bastante interesante. Ahora, no hay que desmentir, que lo que ganan en fantasía e historia lo potencian en dirección y respaldo actoral. Para nadie es secreto que uno de los grandes encantos de la serie es que en cada uno de sus capítulos un monstruo de la actuación británica aparece y le pone un poquito de condimento a la situación. El listado es absurdamente grande, me limito a nombrar a Jim Broadbent, Helena Bonham Carter, Timothy Spall, David Thewlis, los recurrentes Alan Rickman, Maggie Smith, Robbie Coltrane y Michael Gambon. No voy a negar tampoco que he acompañado a Emma Watson convertirse en una joven y hermosa mujercita y que me ha cautivado también desde la tercera edición.

Creo que ha sido beneficioso para la historia que Harry Potter sea más dueño de sus actos, con sus aciertos y desaciertos, porque hace más creíble la sustancia del héroe que todos admiran, anteriormente la inteligencia y dedicación de Hermione, el coraje y valor de Cedric, el apoyo sustancial de los gemelos Wesley o incluso el padrinazgo de Black, Lupin, Hagrid, Snape y Dumbledore hicieron de Potter un héroe casual casi artificial y de alguna forma denigró la imagen del poderoso mago que ya se estaba creando.

En esta peli, y espero en la conclusión de la franquicia, Harry Potter es el dueño de la pantalla, estará si acompañado en segundo plano de Hermione, para desgracia de unos, pero se convertirá en el protagonista real de la historia. Cualquier cambio en este sentido irá en retroceso de lo ya alcanzado en estas últimas tres ediciones.

Es muy agradable ver el desarrollo actoral y físico de todo el reparto ver como Draco se ha vuelto grande y amargo, que los mellizos ya son empresarios, que Hermione está más linda que nunca y que el resto del equipo ha sido fiel a la franquicia. No tengo un ejemplo claro de una serie en seis capítulos donde se haya alcanzado que la mayoría de su reparto se haya mantenido invariable durante toda la franquicia, en este caso a excepción de Richard Harris, el antiguo Dumbledore que falleció antes de tiempo, todos han estado constantes, eso agrega un toque de consistencia bastante inusual y atractivo para los espectadores.

%d bloggers like this: